Marketing de contenidos

Contar historias es una de las facetas más antiguas del ser humano, ya sea a través de gestos o palabras, las historias siempre nos han acompañado. Aunque no todas consiguen su objetivo: “enganchar al público”. Es ahí, donde está la dificultad en el arte de contar historias.

La aspiración del marketing de contenidos online es atraer a los clientes de forma no intrusiva, generando una comunicación bidireccional y provocando que sea él quien llega a nosotros.

La mayor singularidad de este componente de nuestra estrategia en las campañas de marketing online es que acerca a los clientes a las experiencias y a las emociones a través del diálogo.

<<Porque hablar de marketing es hablar de experiencias, emociones y diálogo>>

Luis Navarro, director de Conversalia.

Tanto en el mundo online, como en el off line, lo importante es crear contenidos de calidad y de relevancia para hacer llegar el mensaje de la marca al consumidor de forma cercana y directa.

La creación de contenido de interés para nuestros clientes, combinado con el posicionamiento (SEO) de esos contenidos, hace que recibamos visitas que, probablemente, se puedan convertir en potenciales clientes.

Aquí es donde entra el SEO (posicionamiento en buscadores) que es completamente necesario en cualquier estrategia de marketing online, ya que nos aporta visibilidad y tráfico proveniente de los buscadores. Para tener éxito, nuestros proyectos necesitan visitas.

Para sacarle el máximo partido al marketing de contenidos, existen herramientas que ayudan a la difusión online de los contenidos, como es el caso de herramientas de Newsletter para realizar envíos de boletines, gestión de redes sociales, comunicación online gracias a blogs, secciones de noticias, etc. Y para todo ello, el móvil se ha vuelto la herramienta estrella en la rapidez de difusión. Gracias al marketing móvil, el contenido online llega a más personas.

Debemos involucrar a toda la empresa, es imprescindible una cooperación entre todos los trabajadores para que, a través de sus experiencias personales, le den una mayor puesta en valor al producto.

La clave está en transmitir confianza, mostrar al público que no hay barreras entre él y la marca, proporcionar respuestas rápidas y efectivas para que el cliente sepa que la empresa está ahí para cualquier cosa que necesite.

Al igual que en la vida real, las personas que no escuchan y sólo hablan, no gozan de la confianza de los demás, una empresa que no escucha a su público no obtendrá la confianza de los clientes. Es importante no olvidar que el mundo online es una traslación de nuestra realidad a la red.

Luis Navarro

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *