Desde los inicios comerciales de Internet el numero de sitios Web creció a un ritmo vertiginoso, los buscadores como Altavista o Yahoo y más tarde Google empezaron a ser cada vez más usados hasta convertirse, hoy en día, en la referencia obligada para buscar las Webs que nos interesan. Según el último estudio del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), el 91% de los usuarios utilizan Internet para buscar información y, seamos realistas, la forma más fácil para acceder a dicha información es mediante los buscadores.

Es fundamental que, si queremos ser visibles en Internet, nuestra Web esté optimizada de forma que los motores de búsqueda puedan obtener el máximo de información y por tanto mostrarla a los internautas, para que tenga la presencia que nosotros deseamos en los buscadores. Aparecer en los primeros puestos es el objetivo actual de muchas empresas, suele ser habitual que, cuando redactamos los textos para nuestra Web, usemos frases muy técnicas o sofisticadas. Hay que darle la vuelta al planteamiento habitual de “¿como comunico a mi cliente?” a “¿como me busca mi cliente objetivo?”.

Ciertamente los motores de búsqueda son el medio de generación de tráfico más importante para un sitio Web que contenga una alta dosis de contenidos. Los motores de búsqueda se nutren de los contenidos que poseen nuestras páginas Web para colocarlos en determinadas posiciones dentro de sus bases de datos. Dichos motores están continuamente mejorando sus algoritmos de relevancia para mostrar aquellas páginas que poseen los contenidos más similares a los solicitados. Todo texto que se escribe en una página Web es un reclamo para los usuarios de los buscadores.

El posicionamiento SEM (pago por clic) es una de las técnicas mas usadas actualmente, aunque el coste por visita representa una inversión constante y variable según la competencia de nuestro sector, por citar un ejemplo, en los últimos meses se han disparado los costes por clic en el sector de las promotoras inmobiliarias, resultando bastante costoso para el sector atraer a sus clientes potenciales hacia la Web. El posicionamiento natural, SEO, (sigla en inglés de Search Engine Optimization, optimización para motores de búsqueda) es la mejor alternativa para aparecer de forma natural en los principales puestos de los buscadores, Las técnicas de SEO son sumamente complejas y en constante evolución, intentar conocerlas equivaldría a convertirse en un especialista SEO y, si ese no es su objetivo, le sugerimos atender las recomendaciones dictadas por los especialistas en la materia.

Como conclusión resulta evidente la necesidad de cumplir los estándares que nos requieren los diferentes buscadores, sobre todo para la captación de clientes potenciales, aunque nunca debemos olvidar que existen diferentes herramientas orientadas a conseguir que los usuarios recuerden nuestra dirección Web permitiéndonos aumentar el trafico directo como el envío de boletines electrónicos periódicos, herramientas de fidelización online, la rápida respuesta a las solicitudes de información y muchas mas alternativas haran posible que llegue el dia en que google no sea nuestra unico referente en la red.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *